Quiero que tu espalda sea el pergamino donde cada noche escriba todo aquello que mi corazón me dicta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Eres

¿Has cambiado o te han cambiado?