Ir al contenido principal

¿Has cambiado o te han cambiado?

Y de repente, sin saber cómo ni por qué, la persona a la que tanto amas te hace daño. Y en ese momento y solo en ese momento comprendes que, quien de verdad te quiere nunca te hace daño, y mucho menos te abandona cuando más lo necesitas.

Y entonces creces y te das cuenta de como están las cosas ahora. Ves que te has convertido en una mujer y que has cambiado, o quizás debería decir que te han cambiado. Esa niña que antes era tan inocente, ahora  solo mira a la gente con indiferencia. La niña que antes miraba a la gente con amor, ahora solo los mira con frialdad y lo observa todo de una forma tan calculadora, con tanto miedo a que le vuelvan a fallar. La niña que antes te escribía ya no está y por su puesto ya no te escribe. La niña que antes odiaba el alcohol ahora se refugia en el para olvidarte. La niña que antes no le importaba no salir los fines de semana, ahora vuelve a casa a las tantas de la madrugada. La niña que no le importa demostrarte tantas veces que te amaba, ahora ni si quiera te mira. La niña... 

Esa niña ya no está, tu te encargaste de hundirla y marchitarla. Así que yo no he cambiado, más bien, TU me has obligado a cambiar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Siempre con un poema bajo la manga,
De ti depende que vaya contra ti o no.Siempre con un poema bajo la manga,
Para un brindis por el amor.Siempre con un poema bajo la manga,
Para todas aquellas lágrimas que he llorado.Siempre con un poema bajo la manga,
Para aquellos que se fueron y ya no están.Al fin y al cabo,
Siempre con un poema bajo la manga.

Eres

Eres la razón por la que despierto cada día, por quien me miro al espejo y digo que si que puedo con todo esto. Eres mi principio y mi fin, mi yin y mi yang. Eres mi dios y mi demonio a la vez. Eres quien me impulsa a ser buena persona, pero siempre sacándome de mis casillas. Eres quien me hace perder la cabeza y quien me hace volver a buscarla. Eres la única persona por quien lo daría todo sin recibir nada a cambio. Eres mis estrellas y mi luna, por supuesto también mi sol. Eres mi alfa y mi omega. Eres tu y eres yo, eres los dos. Eres todas estas cosas y muchas más.
Solo de ti depende que un verbo, como lo es el verbo ser, acabe conjugado en pasado en vez de en presente.

Hace tiempo...

Hace tiempo que todo esto dejó de tener sentido. Hace tiempo que no hablamos. Hace tiempo que no nos miramos. Hace tiempo que no nos abrazamos. Hace tiempo que no nos besamos. Hace tiempo que....
                        NO nos amamos.