Eres

Eres la razón por la que despierto cada día, por quien me miro al espejo y digo que si que puedo con todo esto. Eres mi principio y mi fin, mi yin y mi yang. Eres mi dios y mi demonio a la vez. Eres quien me impulsa a ser buena persona, pero siempre sacándome de mis casillas. Eres quien me hace perder la cabeza y quien me hace volver a buscarla. Eres la única persona por quien lo daría todo sin recibir nada a cambio. Eres mis estrellas y mi luna, por supuesto también mi sol. Eres mi alfa y mi omega. Eres tu y eres yo, eres los dos. Eres todas estas cosas y muchas más.

Solo de ti depende que un verbo, como lo es el verbo ser, acabe conjugado en pasado en vez de en presente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Que te rompan el corazón...