Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016
- ¿Y si digo que te quiero?
- Estarías mintiendo.
- ¿Por qué?
- Porque tu no me quieres, me amas y déjame decirte, amor, que no es lo mismo querer que amar.

Que te rompan el corazón...

Que te rompan el corazón es una sensación... nose como explicarlo... es como si de repente ya no pudieses sentir nada. Que te rompan el corazón es como un ataque de ansiedad, como si apartir de ese momento no hubiese oxígeno suficiente en el mundo para tus pulmones. Que te rompan el corazón es como si dentro de tu pecho hubiese un vacío enorme, como si dentro de ti hubiese un agujero negro.Que te rompan el corazón es como si te desangrases, es ver como todo por lo que has luchado es tirado por la borda sin que tu puedas hacer algo.Que te rompan el corazón es algo indescriptible. Hay personas que esto las hace más fuertes y otras que esto les consume, supongo que a mi me ha tocado esta última.

¿Has cambiado o te han cambiado?

Y de repente, sin saber cómo ni por qué, la persona a la que tanto amas te hace daño. Y en ese momento y solo en ese momento comprendes que, quien de verdad te quiere nunca te hace daño, y mucho menos te abandona cuando más lo necesitas.
Y entonces creces y te das cuenta de como están las cosas ahora. Ves que te has convertido en una mujer y que has cambiado, o quizás debería decir que te han cambiado. Esa niña que antes era tan inocente, ahora  solo mira a la gente con indiferencia. La niña que antes miraba a la gente con amor, ahora solo los mira con frialdad y lo observa todo de una forma tan calculadora, con tanto miedo a que le vuelvan a fallar. La niña que antes te escribía ya no está y por su puesto ya no te escribe. La niña que antes odiaba el alcohol ahora se refugia en el para olvidarte. La niña que antes no le importaba no salir los fines de semana, ahora vuelve a casa a las tantas de la madrugada. La niña que no le importa demostrarte tantas veces que te amaba, ahora ni s…

Eres

Eres la razón por la que despierto cada día, por quien me miro al espejo y digo que si que puedo con todo esto. Eres mi principio y mi fin, mi yin y mi yang. Eres mi dios y mi demonio a la vez. Eres quien me impulsa a ser buena persona, pero siempre sacándome de mis casillas. Eres quien me hace perder la cabeza y quien me hace volver a buscarla. Eres la única persona por quien lo daría todo sin recibir nada a cambio. Eres mis estrellas y mi luna, por supuesto también mi sol. Eres mi alfa y mi omega. Eres tu y eres yo, eres los dos. Eres todas estas cosas y muchas más.
Solo de ti depende que un verbo, como lo es el verbo ser, acabe conjugado en pasado en vez de en presente.

Pervertidos

Hay tantas cosas pervertidas que quería hacerte. Quería que nos fuésemos rápido de la fiesta solo para poder fundirnos en uno. Quería que me volvieses a proponer más de una situación pervertida. Hacer bromas subidas de tono que sólo tú y yo entendemos. Quería que me pusieses a mil solo con mirarme o con hacerme ese gesto tuyo. Quería intentar alargar el momento el máximo tiempo posible y hacerte suplicar. Me encantaba mirarte a los ojos y que nos empezáramos a reír a carcajadas por pensar lo mismo. Quería que me volvieses a abrazar por detrás y sentir tu respiración en mi cuello, volver a besarnos hasta que alguno se quedase sin respiración. Quería hacerte tantas cosas que muchas de ellas ni si quiera pueden ser escritas. Amor, tenía tanto pensado para ti y para mi, una lástima que todo se quede en eso, un simple pensamiento. 
Fuimos, somos y seremos unos pervertidos que pierden la cabeza cuando se ven.

Corazón

Mis versos ahora,
están escritos con sangre.
Con la sangre del corazón
que TÚ has destrozado.Ahora vivo
intentando juntar
los miles de pedazos
en los que mi corazón
se ha convertido.Supongo que esto
me hará valorame más.
Y me hará ver
que la vida sin ti
también es vida.Y si esto no ocurre,
recuerda, amor,
que la vida son dos días,
y que cuando acaben,
nos veremos en el infierno.
Solo por un segundo he pensado que todo iba ya mejor, que todo estaba mejorando, que ya me estaba levantando después de tantos golpes. Pero entonces, la vida me vuelve a golpear tan fuerte que me tira de nuevo al suelo, que me vuelve a quitar las ganas de seguir luchando y vuelvo a pensar que esto ya no tiene sentido. He vuelto a entrar en ese maldito círculo vicioso del que no se como salir. Solo te pido una cosa, a ti que estas leyendo esto... 
AYÚDAME.

Una noche

Sigo agarrada a la botella. La noche parece no acabar. Escucho nuestra canción, la que solíamos bailar, la que hemos cantado a gritos, con la que ahora me encuentro llorando. Ya no se si el vaso esta lleno o esta vacío, no se si son mis lágrimas lo que bebo o ese licor que tanto te gustaba. Miro la botella y la rompo. Quedaba aún licor, joder, es demasiado caro como para tirarlo, me arrepiento al segundo de lo hecho al ver el líquido derramado. Esa botella era lo único que me quedaba de ti ya que te lo has llevado todo, tu ropa, tus zapatos, hasta tu jodido cepillo de dientes y mi frágil y estúpido corazón.

Vuelvo a la que un día fue nuestra habitación y lo observo todo hasta que mi mirada llega al armario. Entonces lo recuerdo, te has dejado algo, la camiseta con la que tanto te gustaba verme dormir. Me la pongo e inhalo profundamente, aún tiene tu colonia impregnada y un leve olor a cigarrillos. Tus cigarros, estoy segura que no has llegado a llevártelos. Los busco por todos lados …
Sentada en el suelo, en medio de la nada, me da por recordar las miles de noches que no hemos compartido, las cien locuras que no hemos realizado, las decenas de palabras que nunca nos hemos dicho, el beso que nunca nos dimos.
Sin embargo, esto me hace recordar los cobardes que fuimos. Si, cobardes, por preferir no demostrar nuestros sentimientos por miedo a que nuestra amistad terminara. Pero dime, tu que dices ser tan sabio, de que nos ha servido esto si ahora cada uno vive con un dolor permanente y se arrepiente de todo lo que nunca dijo.
Escuchando una canción de Adele,
mientras recuerdo viejos momentos,
observo el cielo estrellado
a través de la ventana del coche,
la cual ha visto caer
mis lágrimas más sinceras
y me ha visto destrozada.

Que culpa tengo yo

Que culpa tengo yo, si cuando vamos en el coche yo prefiero tener la ventana baja y tu la prefieres subida. Si yo prefiero el lado derecho de la cama y tu el izquierdo. Si a mi me gusta la ciudad y a ti el pueblo.  Si yo prefiero viajar y tu estar en casa. Si yo amo el libro y tu la película. Si a mi me inspira la luna y a ti el sol.

Que culpa tengo yo, si somos tan diferentes y a la vez tan complementarios.