Su silueta

En una habitación de hotel.
Cuando el sol esta cayendo.
Envuelta en la sábana,
después de pasar un día entero
al lado de su amante,
se levanta de la cama.
Con toda la maldita suerte,
de que los pocos rayos del sol
que resisten a la batalla con la noche,
rodean su cuerpo
y crean el cuadro más perfecto,
del cual hasta Picasso tendría envidia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Eres

¿Has cambiado o te han cambiado?