Ir al contenido principal

Realidad

Cada día me siento más nerviosa. No se porque o quizás si pero no quiero darme cuenta. Me dan ganas de abandonarlo todo, de dejar mis sueños atrás y seguir a delante sin que me importe nada. De decir se acabó no quiero saber más sobre nada. De decirle a la gente que me deje tranquila que no me atosiguen más. De gritarle a todo el mundo lo que me molesta. De escribir sobre todo como me de la gana y que nadie me límite. De plantarle cara a esa gente que va de entendida por la vida que piensan que porque saben más sobre algo que tu ya son más que nadie. De salir a la calle cuando esté lloviendo y correr para poder huir, correr hasta que me canse. De coger el primer tren o avión que encuentre y plantarme al otro lado del mundo. Quiero tranquilidad, que todo esto pase ya. Quiero recuperarme. Quiero no odiarme cada vez que me mire al espejo. Quiero ser yo. Quiero mi libertad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hace tiempo...

Hace tiempo que todo esto dejó de tener sentido. Hace tiempo que no hablamos. Hace tiempo que no nos miramos. Hace tiempo que no nos abrazamos. Hace tiempo que no nos besamos. Hace tiempo que....
                        NO nos amamos.
Sentada en el suelo, en medio de la nada, me da por recordar las miles de noches que no hemos compartido, las cien locuras que no hemos realizado, las decenas de palabras que nunca nos hemos dicho, el beso que nunca nos dimos.
Sin embargo, esto me hace recordar los cobardes que fuimos. Si, cobardes, por preferir no demostrar nuestros sentimientos por miedo a que nuestra amistad terminara. Pero dime, tu que dices ser tan sabio, de que nos ha servido esto si ahora cada uno vive con un dolor permanente y se arrepiente de todo lo que nunca dijo.