Ni Romeo y Julieta,
ni Don Quijote y Dulcinea,
ni Dante y Beatriz,
se quieren tanto
como te quiero yo a ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Eres

¿Has cambiado o te han cambiado?