Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Una noche

Sigo agarrada a la botella. La noche parece no acabar. Escucho nuestra canción, la que solíamos bailar, la que hemos cantado a gritos, con la que ahora me encuentro llorando. Ya no se si el vaso esta lleno o esta vacío, no se si son mis lágrimas lo que bebo o ese licor que tanto te gustaba. Miro la botella y la rompo. Quedaba aún licor, joder, es demasiado caro como para tirarlo, me arrepiento al segundo de lo hecho al ver el líquido derramado. Esa botella era lo único que me quedaba de ti ya que te lo has llevado todo, tu ropa, tus zapatos, hasta tu jodido cepillo de dientes y mi frágil y estúpido corazón.

Vuelvo a la que un día fue nuestra habitación y lo observo todo hasta que mi mirada llega al armario. Entonces lo recuerdo, te has dejado algo, la camiseta con la que tanto te gustaba verme dormir. Me la pongo e inhalo profundamente, aún tiene tu colonia impregnada y un leve olor a cigarrillos. Tus cigarros, estoy segura que no has llegado a llevártelos. Los busco por todos lados …
Entradas recientes
Si pudiera decir lo que siento...
Si pudieras escucharme...
No serían necesarias las escusas para llamar tu atención.
No serían necesarios los llantos ni los enfados absurdos.
Podría ser yo, podría serlo contigo a mi lado.
Y todo estaría rodeado de paz, diciendo todo lo que debe ser dicho, sin atapujos, sin demoras, y sobre todo... SIN MIEDOS.
Hay veces en las que simplemente cambiamos. No vemos las cosas igual. No amamos a esa persona por la que antes matabamos. No sentimos. No podemos dejarnos llevar. Y por una vez nuestro corazón y nuestra mente se vuelven uno y te dicen con claridad que NO, que te marches de ese lugar y que no te preocupes porque todo mejorará.